viernes, 1 de abril de 2016

LA ERMITA DE SAN ANTONIO Y SU PILA DE AGUA BENDITA





ermita de San Antonio

En los pueblos y las ciudades hay tradiciones que no sabemos de dónde  proceden. En este pasaje nos vamos  a unos de los rincones más bonitos de la zona monumental de Cáceres concreta-mente a la ermita de San Antonio en el barrio judío.
Quizás sea un secreto que muchos para los habitantes de Cáceres ya conozcáis, pero quizás a las personas de  fuera  le sea curioso.
Esta  curiosa tradición, se agarran las solteras y los solteros de la ciudad para encontrar el amor. Según dicen, su futuro sentimental lo dictaminan unos cuantos alfileres. El origen de esta tradición se remonta a un milagro atribuido a San Antonio de Padua en Roma cuya imagen cobro vida dentro de una iglesia para hacer cambiar de idea a un joven que no se quería casar con su novia. La intervención del Santo hizo que el chico cambiase de parecer, recapacito y le pidió matrimonio a su amada.
A ella se agarran las solteras y solteros  de la ciudad para encontrar el amor. Según dicen, su futuro sentimental lo dictaminarán unos cuantos alfileres.
                   





Se trata de una de las costumbres populares más originales. Comenzó en el Siglo XIX y la empezaron a poner en práctica las modistillas que ansiaban encontrar pareja. Para ello ponían en práctica un curioso ritual, acercarse hasta la Ermita de San Antonio Todo el mundo sabe que San Antonio, además de ayudarte a encontrar objetos perdidos, ayuda a encontrar pareja. Esta creencia está muy extendida y hay refranes locales que lo atestiguan, como el que dice: " La moza que a los quince años no se ha echao novio, que se arrime a los sayos de San Antonio". Pero en la ciudad tiene una particularidad; las "modistillas" tenían la costumbre de recoger los alfileres doblados que ya no servían y llevarlos a la ermita del santo. Las mozas y los mozos, al entrar metían la mano en la pila y apretaban fuerte contra la piedra, y al sacarla, el número de alfileres que se hubiesen quedado pegados a la mano era el número de novios o novias que iban, por suerte o por desgracia, a tener en su vida.

. Al retirarla, el número de alfileres que se hubiesen quedado pegados sobre la palma significaba el número de pretendientes que tendrían durante el año.
Cuando el caso era ya grave y la moza no encontraba novio, había una forma para que el Santo se diera algo más de prisa, y no era otra cosa que, cuando nadie miraba, enseñarle la tiranta del sujetador al escandalizado San Antonio.
En la actualidad  ya son pocas los alfileres que llenan la pila, las tradiciones poco a poco se van perdiendo, y en los asuntos del amor  las nuevas tecnologías se han convertido también en un poderoso aliado para conocer nuevas personas y hallar el amor





                                             



                                Fin
Escrito por: Alfonso Soler.
Fotos: Alfonso Soler.

fuentes consultadas : la prensa cacereña y su época
                                   (germán seller)

                                  noticias históricas de caceres
                                   ( simón benito boxoyo)

martes, 15 de diciembre de 2015

EL CALLEJÓN DE DON ÁLVARO


                                             

En esta imagen, de mi hijo Daniel, vemos al fondo de esta foto una figura en la ventana, cuando se hizo la foto, la ventana no tenía cristal, por lo tanto el  reflejo de la pared de enfrente no era, actualmente le han puesto una doble ventana.







Tras haber madurado la imagen, se elige revivir y contrastar.

Regreso al lugar de la foto y la sorpresa es increíble.
El callejón de Don Álvaro, todo aparece rodeado por un halo inequívoco de la confusión y misterio. Antiguamente esta zona era el cementerio de San Mateo que empieza desde la casa de los Solís, o casa del Sol hasta la parte trasera del gobierno civil, en la puerta de la casa del Sol está inscrita en una piedra la palabra CIMETERIO.

                                    

  El callejón de D. Álvaro no tuvo nombre hasta la década de los sesenta del pasado siglo XX Se le bautizó con ese nombre por el presidente de la diputación Alvaro Cavestany, casado con Dolores de Carvajal que  también le pusieron su nombre a otro callejón el de Doña lola en La calle ancha al lado del parador de turismo.



Pero vamos de nuevo al callejón de D. Álvaro, con el paso del tiempo se está cayendo la cal de la pared y es ahí donde nos enseña su secreto.
si os fijais la pared hay numerosos huesos incrustado en ella, formando parte de la construcción, que en un principio estaba diseñada para estar lúcida para disimular este misterio, pero con el paso del tiempo a descubierto su secreto.
pero su secreto se puede deber a que el callejón está entre  la iglesia de San Mateo  y la preciosa sangre, y antiguamente a las gente de la villa se les daba sepultura  al lado de las iglesias, parroquias y conventos, según el estatus social que tuvieras.
y a reutilizar la tierra para hacer nuevas construcciones se incluyeron los huesos sin ningún pudor . 
aqui teneis las fotos de la pared.

         
      

          

       

                               

viernes, 11 de diciembre de 2015

PAREIDOLIAS

La pareidolia es un fenómeno psicológico que consiste en que podamos percibir un rostro o una figura humana o de animal en lugares de lo más insospechado. en nuestra ciudad monumental hay varias, yo he encontrado tres pero seguro que hay más, una es simpática pero las otra dos parece decirnos en qué lugar estamos. empecemos a mostrar las imágenes.
la primera es la más graciosa se llama el oso polar y se encuentra subiendo por la calle de San Pablo y antes de entrar en la plaza de San mateo




oso polar

          



      



La segunda más sorprendente es detrás de la iglesia de San mateo en uno de sus pilares que dan a la casa del sol esta una calavera, quiero recordar que en uno de mis pasajes hable de los cementerios que había en la villa y entre la iglesia y la casa del sol había uno





                                         



La tercera también es llamativa ya que esta situada detrás del palacio episcopal,
hay se ve como una figura crucificada. Para verla hay que mirar desde lejos el muro de la izquierda, según avanzamos al palacio de moctezuma vemos como nos aparece el rostro.




                                    

fuentes consultadas: blog caceres al detalle.
                                 carlos callejo ( pareidolias)

martes, 28 de abril de 2015

ISABEL GOMEZ " LA FOLICA"








                                                                            




 En este pasaje nos desplazamos al año de 1809, la población en la villa rondaba entre siete  u ocho mil habitantes, y las últimas casas se encontraban en la plaza de Santa Clara y en la calle barrio nuevo y la calle moros hoy general Margallo, y hacia el sur al comienzo del paseo de Cánovas.
La situación era de nerviosismo, los franceses se han apoderado de la villa de Cáceres al mando del general Víctor  Perrin, el primer general napoleónico que piso el suelo de Cáceres.
Su única exigencia que Víctor hizo fue que se le facilitase vino para la tropa, y como las bodegas de la población estaban agotadas fue necesario enviar  a por él vino  a las viñas de la Mata y de la Jara                                     
                                                              
                                                                      
mariscal Victor Perrin

Muchos cientos de arrobas se trajeron a Cáceres, y muchas se consumieron durante el trayecto, hasta darse el caso de contarse más de mil franceses tendidos de acá y allá por el camino, en completo estado de embriaguez,   
En los cuales algunos vecinos de la villa aprovecharon su sed de venganza para acabar con la vida de varios soldados.
Esto hubiera dado motivo de sangrientas represalia por parte de los soldados franceses, a no haber tenido los vecinos de la villa la precaución de arrojar los cuerpos sin vida a las pedreras o esconderlos entre los matorrales cercanos al camino.   
                                                     

                                                   

            

                                                          

 Durante los once o doce días que tantos miles de hombres permanecieron en nuestra villa, el vecindario vivió incómodo y cohibido.

Víctor se alojó en la casa de los Golfines.
    
                                      
palacio de los golfines ( foto alfonso soler )

Los demás generales fueron huéspedes de la aristocracia y  caballeros de
la población. En cada casa se aposentaban de dos a tres soldados, por lo menos; La caballería hizo cuadra en los soportales de la plaza mayor, y la artillería  acuarteló en el convento de San Francisco y sus cercanías. Tabernas y lenocinios Se convirtieron en verdaderos hormigueros humanos; las mujeres tenían que recatarse  de la soldadesca y permanecer poco menos que escondidas porque aquello era un desacato.




                                          
                                            
                  

Lucía entonces su gracia y discreción y  la viveza en la forma de hablar y moverse en  las calles cacereñas, Isabel Gómez una muchacha esbelta y bonita, alegre y coqueta , que vendía sus encantos personales a buen precio, si bien no a todo el mundo, y que a la sazón era cortejada por José Quiñones y Cabrera, marqués de Lorenzana, casado en primera nupcias con Vicenta Aponte y Ovando, hija de los quintos marqueses de Torreorgaz , en la iglesia de San Mateo el 29 - 3- 1780  y falleciendo en el año 1805. Residente temporalmente en nuestra villa, fue acogido por su cuñado el  marqués de torreorgaz, ya que su palacio había  sido medio destruido por las tropas Francesas.

  En el tiempo que estuvo en la villa se encaprichó de la bella Isabel que asiduamente acudía  a la  casa de ella. Pronto descubrieron y apreciaron esta joya los franchutes, entre los que la presencia de la chica causaba una verdadera revolución A su paso generaba, aplausos, taconeos y toda clase de improperios que ella no entendía, pero adivinaba el sentido de aquellas explosiones de entusiasmo. Y  respondía a ellas con su ligereza y desenvoltura habituales, dejándolos de piedra  a  los gabachos.
Ignoraban estos su nombre, mas en la necesidad de dar alguno a aquella tentación de sus sentidos hicieron un batiburrillo lingüístico y,  dando a una  Palabra francesa terminación española, la apodaron la Folica, que valía Tanto como ´´ loquilla´´, apodo que cuadraba admirablemente al modo de ser de la joven de vida fácil  cacereña.
Vivía ella en una casa de la cuesta de Aldana, sitio que por la mañana estaba lleno  de sus damas de compañía cosiendo en el umbral de la puerta, que al verlo parecían gallinas  cluecas al verlas todas sentada, pero al caer el sol la calle cobraba vida . Pronto averiguaron los invasores en donde tenía

                                             
casa de Isabel Gomez ( foto, alfonso soler)


Cierta noche el marqués, que como de costumbre había acudido a casa de su manceba, estaba con ella hablando de amores, 

                                     
                                      


Cuando interrumpió su grato coloquio un estrepitoso ruido como de puertas que se derrumbaban. Y en efecto, dos sargentos y un cabo de tambores, a quienes  la Lagarta, dama de compañía de La Folica,  había negado la entrada desmandada  por las buenas, derribaron a coces la desvencijada puerta y se presentaron, medio  ebrios de vino y de lujuria, a la sorprendida pareja.

                                               
  


No le dio tiempo al marqués de defenderse del ataque repentino de los gabachos y atándole en una silla tuvo que ver toda la escena que allí tuvo lugar, los intrusos abusaron brutalmente de la joven Isabel, se turnaron a su presencia en la Posesión de la codiciada belleza de la joven. Y para mayor ofensa al honor de Isabel uno de ellos le corto la coleta al marqués, y se la ofreció a la violada para que se hiciera un  moño con ella. Todavía sufrió el marqués otra tortura no menos sensible que las apuntaladas, y fue el ver con cuanta facilidad, desde que el primero de aquellos sátiros Endemoniados se hizo dueño de la joven, ésta trocó la resistencia en llaneza y la compunción de los  primeros instantes en gesto alegre y placentero, llegando hasta a hacer coro a los soldadotes en las groseras chanzonetas que con él se permitieron.

Dejándole  salir por fin, y el ultrajado aristócrata partió de aquella mansión que los hijos del Sena habían trocado en un instante en antro infernal y desapacible, sin saber por dónde marchaba, ciego, colérico, congestionado, mientras su tornadiza amiga invitaba a los tres hijos de Marte, sin remilgos y con zalamerías, a cenar con ella a la siguiente noche, cita a la que ellos prometieron acudir y acudieron.
¿Pero qué cuenta dieron de sus personas en la crapulosa orgía?

Al tercer día de tener lugar aquellos hechos, la bella Isabel pedía permiso en la portería del palacio en que moraba su enojado dueño para verle.
                                    

palacio de torreorgaz, hoy parador nacional
                                               



                                                      
Éste, a quien habían tenido que sangrar en la noche misma de la ocurrencia y que merced a este tópico se hallaba mejorado, dudó si recibir o no a la que juzgaba, no sin motivo, falsa y traidora. Pero traidora y todo, le tenía sorbido el seso con sus hechizos, y ordenó que la dejasen pasar.
La Folica llevaba en una mano un pañuelo cogido por las cuatro puntas, que contenía algo, aunque no de gran volumen. Al presentarse en la alcoba se contentó  con saludar al marqués, poseída de visible timidez.
-¡Tu por aquí! – exclamó el enfermo con extrañeza y hasta indignación.
- Yo, señor, que vengo a enterarme de la salud de usía.
-Sí, de la salud perdida, en parte, por tu causa.
-Cierto, pero… ¿qué quería v.s. que hubiera hecho? Una débil mujer…. Y ellos tres  hombrones desaforados…. Forzoso me fue ponerles cara alegre si quería salir sana del aprieto y preparar el terreno para vengarme de ellos y vengar a V.S.
-¿A mí?
Justo. ¿No recibió V.S. más agravio que yo, si cabe? ¿No le cortaron la coleta?
-¡oh! Calla, Isabel. Calla, por Dios.
- Pues bien, ellos raparon a V.S. Y yo los he desbigotado. –Y entreabriendo el  pañuelo le mostraba el fondo.
-No entiendo, - repuso el marqués, incorporándose un poco y alargando la cabeza.
Los bigotes de los tres…. Se los he cortado a cambio de la coleta de usía, -añadió 
Con fruición la joven.
-¡Tu!.... ¿Y cómo? – Dándoles de cenar…. Ofreciéndoles vino, ¡mucho vino! Hasta emborracharlos…. Cortándoles los mostachos…. Y luego arrojando a los tres al pozo.

                                                  

                                                      

                                                     
                                              

-¡Los has matado!
-Supongo que habrán muerto, pero fresquitos. Después de todo les hice un favor 
¡Se habían enardecido tanto!
El marqués le alargo la mano, que la chica besó, y apreció en el alma el heroísmo de  su manceba, que volvió a su gracia con tan extraordinario merecimiento.
Al amanecer del día siguiente al de esta reconciliación, o sea el 14 de junio, en vez del toque de diana, resonó por todas partes el toque de  partida, observándose en el ejercito atropellado el preparativo de la marcha, y cruzando la villa a galope y transmitiendo a los jefes de los cuerpos las órdenes de Víctor; los clarines y tambores repitiendo por doquier a aquellas notas y redobles precursores de la jornada; el relincho de los trotones; el chocar de las armas… todo contribuía a producir un ruido incompatible con el sueño, que huyó antes de tiempo de los párpados de los vecinos. A las dos horas el ejército francés abandono la villa.

                                                         

  
                                          

                                                                          

FIN

ESCRITO POR: ALFONSO SOLER                                                                                                                    


Fuente consultada: recuerdos cacereños de Publio hurtado                                                                                  

jueves, 15 de enero de 2015

LAS GÁRGOLAS DE CACERES


                                                   



Cuando paseamos por nuestra ciudad monumental, pocas veces nos quedamos

observando los tejados de los edificios, y cuando levantamos la vista, las pupilas de 

nuestros ojos se aumentan cuando observamos esas figuras colgando de las fachadas,

 esas figuras son las míticas gárgolas.

Gárgolas procede del francés, de la palabra ´´ gargouille ´´, que deriva del latín 

gargula (garganta).

La palabra gargouille  se refiere al ruido que se produce un liquido pasando por un 

tubo, por ello a las primeras gárgolas se les llamaban grifos.

Gárgolas hermosas no hay muchas, la mayorías son grotescas y con ciertos toques 

diabólicos, el simbolismo de  las gárgolas tal cual las conocemos empiezan a finales 

del siglo XII y XIII  a partir desde ese momento se empezaron hacer gárgolas de 

distintas formas, tamaño, y gestos  que evidenciaba dos cosas. Por una parte los 

gestos y las expresiones y las actitudes de las gárgolas eran amenazantes, estas son 

las que se hacen en el siglo  XIII  y XIV con forma de dragones y diablesca  se 

utilizaban  para protegerse de  los intrusos,  ya que en la oscuridad de la noche estas 

figuras ahuyentarían  a cualquiera que quisiese penetrar en el recinto.

Las gárgolas grotescas empezaron hacerse a partir del siglo XV, y en ella lo único que

 se pretendía  es simplemente decorativo.

La leyenda de las míticas gárgolas dice que son, Bestias mitológicas y legendarias, 

que desde sus atalayas contempla con el paso de los siglos y en perturbado silencio, 

guardianes pétreos de antiquísimos templos, figuras grotescas y retorcidas seres que 

aparecerán en las peores pesadillas de todos aquellos que intente penetrar en su 

territorio  defendido. Seres que en las noches más oscuras cobran vida, y sobrevuelan

 sus dominios hasta que al alba retornan a sus pedestales inmortales a la espera de 

que los primeros rayos de sol los vuelvan a convertir en piedras.

Empecemos nuestro recorrido.

CASA DE DIEGO GARCÍA DE ULLOA (EL RICO) principio del siglo XV



perro



IGLESIA DE SAN MATEO

Se cita por primera vez en un documento de 1345 y ha sido reformada y completada en siglos posteriores






PERRO






PERRO

LEÓN


PERRO

PERRO
     

DRAGÓN
 
ÁGUILA






CASA DEL SOL

En 1549, Gutierre de Solís, casado con doña Maria de Ovando contrato la ejecución de esta fachada con el cantero Pedro Gómez, en ella se ve  un águila con presa 




ÁGUILA CON PRESA





CASA de los CÁCERES NIDOS

 mas conocida como la CASA DEL MONO, construida en el siglo XV

                   

BORRACHO



MUJER CON NIÑO ( AMOR PROFANO)




MELANCÓLICO







PALACIO DE LOS GOLFINES DE ABAJO

SER  FANTÁSTICO


                                                         
                    CONCATEDRAL DE SANTA MARÍA  XVI, 

         iniciada en el siglo XIII y terminada en el siglo mezcla                                               elementos románicos, góticos y renacentistas.
   
                                              

                                                    

LEÓN




CERDO






PERRO


PERRO


PERRO

LEÓN

AVE DE PRESA

LEÓN


                                                      


            PALACIO DE FRANCISCO DE GODOY  MAS CONOCIDO                       COMO CASA DE LA   MADRE  

                                                                                              
                                       palacio renacentista de siglo XVI

                                                  
CERDO





LEÓN

SER FANTÁSTICO

QUERUBÍN

CABEZA  DE  ANCIANO CON BARBAS

AGUILA


                                          
                     


PALACIO DE LA ISLA
construido a finales del siglo XVI por la familia BLÁZQUEZ , 
marquesa de la isla desde el siglo XVIII , que criticaban en su lema a la nobleza heredera y en su fachada podemos encontrar las gárgolas mas llamativas de la ciudad y criticas.


MUJER MASTURBÁNDOSE ( figura onanista) 

ÁGUILA


ALMA EN PENA



IGLESIA DE SAN JUAN
construida entre los siglos XIII y XVII , se llamo de los Ovejeros por residir en esta parroquia la mayor parte de estos ganaderos



QUERUBÍN

LEÓN




 Y AQUÍ ACABA ESTE PEQUEÑO PASEO POR LOS TEJADOS DE NUESTRA CIUDAD MONUMENTAL , 

HASTA EL PRÓXIMO PASAJE



ESCRITO POR : ALFONSO SOLER

FOTOS: ALFONSO SOLER